• Voces +daniel-haering
Daniel Haering

Daniel Haering

Ciudadano en Guatemala por una década. Padre orgulloso de chapines y docente universitario aspirando a ser académico. Hala Madrid #ynadamás.
Sígueme en

Daniel Haering

El reino (y los reyes) del descaro

El reino (y los reyes) del descaro

El discurso del nuevo Presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar, del sábado fue especialmente aleccionador sobre lo que se viene.Un alegato profundamente conservador (se agra

Daniel Haering

Que le den un poco de Trumpismo a Morales, por favor

Que le den un poco de Trumpismo a Morales, por favor

Andan las aguas agitadas en el gran vecino del Norte por un libro (Fuego y Furia se llama la obra de un conocido chismosito) donde se cuenta el cuento de que en el círculo cercano

Daniel Haering

Deseos gratos para lidiar con non gratos en 2018

Deseos gratos para lidiar con non gratos en 2018

2017 fue un año difícil, para qué vamos a negarlo. El desgaste de la CICIG en el proceso de reformas constitucionales fue aprovechado para impulsar una narrativa con vuelos

Daniel Haering

La CICIG no fortalece la justicia... Da una oportunidad política

La CICIG no fortalece la justicia... Da una oportunidad política

En estas fechas de reflexión bien merece la pena voltear con ampliar miras a CICIG. Diez años son un buen referente para echar la vista atrás y pensar críticamente: ¿Qué ha c

Daniel Haering

CODECA y los bloqueadores fresas

CODECA y los bloqueadores fresas

Hace poco circulaba por una carretera nacional que nos conecta a Centroamérica y me encontré en un denso tráfico. Los minutos pasaban y la velocidad de una larga fila de carros

Daniel Haering

Vienen cuentazos calibre Magnitsky

Vienen cuentazos calibre Magnitsky

Somos claramente un país con la justicia intervenida. La comunidad internacional, especialmente Estados Unidos, está por la labor de disciplinar a nuestra clase política por la

Daniel Haering

No son mis "hijos de p..."

No son mis "hijos de p..."

Me niego a elegir entre mafiosos autoritarios solo porque a alguien se le ocurrió colocar a unos y a otros a la diestra o la siniestra del espectro político. Lo mismo me da que m

Daniel Haering

No quiero estar contigo

No quiero estar contigo

Pereza me da tu presencia. Me recuerda de dónde venimos y me dice poco hacia dónde vamos. Me da, de hecho, cierta desazón. Quizá sea imposible que nos libremos de convivir cont

  • 1
  • 2
  • 3
Cerrar